La primera poesía la escribí en marzo de 1981, hace más de cuarenta años.

En las presentaciones de mis libros, a algunos de los miembros de Agencia Mediática les gusta mencionar que flirteo con las palabras y que no soy un escritor caótico o compulsivo. Esto se evidencia en el cuidado de las descripciones y la riqueza de vocabulario.

Mis primeras líneas fueron escritas a mano en un papel y después replicadas sobre una máquina de escribir. Un trabajo de campo, sin Internet ni equipos informáticos o digitales y que me ocupó diez años de investigación, entrevistas, visitas y llamadas de teléfono hasta la edición de mi primer libro: “Mandarinas de papel” 690 páginas, [ediciones DéDALO] abril de 2013.

Después de este bautismo de fuego, vieron la luz dos nuevas obras: “Nubes de azafrán”, en abril de 2015 y “Frases que hacen nidos” en marzo de 2016.

Los detalles sobre los comienzos se pueden consultar en mi website de autor: julianswritings.com, donde se habla de aquella época.

Durante el evento cultural Sitges Vila del Llibre, de 17 y 18 de abril, tuvimos el placer de ofrecer a los lectores mi nueva obra, la novela: “Mañanas que se parecen” [ediciones DéDALO] abril de 2021. Uno de los libros más vendidos de la feria.

“Mañanas que se parecen” es una narración que fluye entre diferentes géneros: novela romántica, de acción, intriga; con abundantes giros inesperados, flashbacks, pinceladas de novela histórica y una buena parte de literatura intimista.

Los ambientes fueron creados en Polonia, Barcelona, Múnich y Londres en el transcurso del invierno de 2014.

El personaje principal es un músico que pertenece a la filarmónica de Gdansk.

Adam toca el oboe. En su vida solo hay dos certezas, la música y la chica que ama desde su infancia, sin embargo, una profunda decepción le impulsa a cuestionarlo todo.

Las rutinas, sus costumbres y horarios ya no le transmiten la misma seguridad de antes, y ahora, la apatía y el vodka han hecho el resto.

Un día conoce a una sofisticada y misteriosa que solicita sus servicios como músico para amenizar unas recepciones privadas. Después de aceptar, Adam se ve envuelto en una trama de persecuciones, ahora es el blanco de un terrorista checheno y el contacto de un miembro de la CIA.

Sus mañanas han dejado de parecerse, y la vida, su vida, ya no es la misma.

Después de sobrevivir al miedo, las balas y las mentiras, Adam deberá tomar una decisión que fundirá todo lo que era y en lo que creía, en una sola oportunidad de supervivencia.

Las anécdotas que envuelven esta historia son muchas y una de ellas fue la de una señora y su esposo, dos personas muy elegantes y distinguidas que nos visitaron en nuestro stand para comprar el libro. Ella lo leyó esa misma noche y regresó al día siguiente para comprar todos los demás títulos.

Esta era la primera vez que me sumergía en una atmósfera oscura de thriller de acción, asesinatos y de personajes torturados por su pasado. He de agradecer todas las valiosas ayudas que he recibido de funcionarios de prisiones de máxima seguridad, expertos en psicología clínica y colaboradores nativos de diferentes países.

El prólogo fue escrito por dos grandes colaboradores que han seguido mi trayectoria desde el principio y que promueven desde sus sinceras consideraciones un clima de total confianza.

El argumento de este relato nos transporta al miedo a la pérdida y al hecho de que personas muy sencillas, atrapadas en sus rutinas cotidianas, pueden hacer cosas increíbles, solo por amor, por ese único e intenso motivo.

“Mañanas que se parecen” ISBN: 9788-4948-54156, ofrecerá en su segunda edición una traducción simultánea al inglés y al catalán para lectores en esos idiomas.

La presentación oficial de la novela se ha visto retrasada en varias ocasiones a causa de las restricciones sanitarias como consecuencia de la pandemia, pero se prevé una nueva cita a lo largo de este año.

Hasta este momento, todos los imputs que hemos recibido sobre la obra son positivos:

“El lenguaje de este autor es bellísimo, casi poético, prosa sencilla y fácil de entender… Una novela que nos enganchará de inmediato…, creo, sinceramente, que es muy buen escritor, que tiene mucho que aportar a la literatura y que merece la pena que se le conozca y que se le lea”