Nunca ha sido fácil escribir un relato breve. Condensar en muy pocas páginas las descripciones, diálogos, sensaciones o  la propia trama de la historia.

La dificultad de contar algo de forma tan resumida es que se debe transmitir toda la fuerza de la narración con el menor número posible de palabras.

Todos los relatos breves o microrrelatos pueden ampliar su argumento hasta convertirse en una nueva novela y el motivo de su brevedad es la propia vida. Muchas personas aman la lectura y aman los libros, pero todavía no lo saben. Las frenética y exhausta actividad de cada día, deja poco tiempo para la lectura. Para imbuirse en un buen libro, con todo un sugerente mundo de sucesos, diálogos y lugares que jamás veremos, escucharemos o visitaremos en otro lugar que no sean sus páginas.

En cierto modo, el verdadero sentido de escribir así es despertar en aquellos que solo prefieren ver y escuchar un nuevo gusto por todo lo que es capaz de dibujar en nuestra mente la lectura. Imágenes que ninguna película o cámara de fotos captaría jamás, porque solo se proyectan en tu subconsciente y te conecta con tu pasado, con lo que eres ahora, con lo que podrías ser en el futuro. Ese lenguaje interior no lo ha escrito un guionista. Esa conversación es solo tuya mientras te comunicas con el texto narrativo.

Las películas no describen las sensaciones, sentimientos o percepciones como lo hace un libro. El olor, la textura, la alegría o el miedo se describe sin errores a través de las palabras. Las imágenes de una película solo son una versión de lo sucedido, por eso cuando lees la historia y después ves la película, siempre, o casi siempre,  quedas decepcionado.

Amo la música, la fotografía y el cine, pero un buen relato puede impregnarte hasta convertirse en una parte inseparable de ti y de hacerlo para siempre, mucho más intensamente que el fugaz recuerdo de una canción o un éxito de cine de nuestra infancia o adolescencia.  

Todas estas ideas o filosofía fueron las que me empujaron a escribir una colección de relatos breves bajo el título: «Frases que hacen nidos».

Algunas de estas narraciones, ahora son más amplias y se incluyen a continuación. Sin embargo, una de ellas se ha convertido este año 2021 en un nuevo libro. Comenzó llamándose «Concierto para oboe» y esta primavera se presenta con más de 600 páginas bajo el título: «Mañanas que se parecen».

EL PILOTO DEL MESSERSCHMITT

Julio de 2011

82 páginas

05,00€

EL ANTICUARIO DE GRENOBLE

noviembre de 2020

34 páginas

Gratis. ¡En 4 idiomas!

Descárgalo aquí

EARLY

Julio de 2011

45 páginas

05,00€

SILVIA VINO A VERME

PLAYAS DE GYDNIA

Por transferencia bancaria: indicando tu nombre, el artículo y la dirección de correo electrónico:

ES93 1465 01 20372030710813